Sugar (adoptado)

Sugar, junio de 2012

Sugar se cruzó en nuestro camino una noche que bajabamos de la cumbre de intentar localizar una podenca. Ya era de noche y de repente lo vimos en el arcén de la carretera en medio de la nada. Pancho se bajó del coche y lo llamó y enseguida se acercó. Se dejó coger en brazos y lo metimos en el coche. Allí, con la luz, nos dimos cuenta de que tenía las orejitas y parte de la cabeza quemadas posiblemente del sol. Es lo que pasa con los gatos claros y su exposición continuada al sol.
Lo estuvimos tratando un tiempo hasta que se curó. Apenas publicamos su caso porque al poco tiempo nos dimos cuenta de que iba a formar parte de la familia. Y así se quedó en casa.

Si no puedes ver la presentación de fotografías, aquí tienes el enlace  FOTOS



Created with flickr slideshow.
 
video